JUDO

JUDO

judo-clase

De origen japonés, el JUDO es un arte marcial fundada por Jigoro Kano en el año 1882, quien al crearla deseaba acumular la esencia del Jujitsu de las antiguas escuelas junto a diversos tipos de lucha practicadas en Japón haciendo con todo ello una sola. Fue así que a finales del siglo XIX el JUDO representó las bases para otras artes marciales japonesas como el Aikido y el Karate.

El JUDO fue especializándose en la lucha y con el tiempo dejó atrás golpes, desarmes y luxaciones para transformarse en un arte más deportivo. Para su práctica se utiliza una superficie llamada Tatami, que está formada por planchas de goma espuma prensada y cuya finalidad es la de amortiguar el contacto contra el suelo por parte de quienes lo practican.

El JUDO puede ser practicado por cualquier persona pero existe un estilo o tipo de JUDO para cada edad. Los niños pequeños aprenden primero a dominar su propio cuerpo y conocer desplazamientos como reptar, saltar, correr y lanzar, de esta forma van teniendo confianza en sí mismos para iniciarse a través de ejercicios sencillos y juegos.

En la práctica del JUDO se intenta aprovechar la fuerza del adversario contra sí mismo o sea bloquearlo con el uso de su propia fuerza para que éste se agote y así llegar a neutralizarlo en el suelo. El aprender JUDO genera un sentimiento de fortaleza de la autoestima, concentración y liderazgo, además de una excelente coordinación física, de poder y de flexibilidad.

Beneficios del JUDO:

  • Beneficio 1
  • Beneficio 2
  • Beneficio 3
  • Beneficio 4